La huella de Mata Hari en Madrid

Publicado: diciembre 8, 2008 en Curiosidades de la historia
Etiquetas:

BE052081

¿Quién hubiera pensado que en algunos hoteles de la capital, la espía más famosa de todos los tiempos urdiría algunos de sus planes secretos? El Madrid castizo y lujoso de principios del siglo pasado recibió a Mata Hari en la cuna de la opulencia : los hoteles Ritz y Palace. El primero, junto al Paseo del Prado, fue testigo de encuentros confidenciales entre diplomáticos extranjeros de renombre y la espectacular espía. En el Hotel Palace Mata Hari intimó con el capitán alemán Von Kalle, de quien obtuvo información que luego transmitió al servicio secreto francés. Su impulsiva osadía le llevó a trabajar también para Kraemer, cónsul alemán en Amsterdam y jefe del espionaje de su país, que, siendo su amante, la utilizó como espía de los franceses a su vez. Esta situación tan comprometida, y más, si cabe, en tiempos de guerra, le acabaría pasando factura.

Margaretha Geertruida Zelle

Su turbulenta vida comenzó en la ciudad de Leeuwarden, Holanda, un 7 de agosto de 1876. Su padre era sombrerero y su madre, de descendencia javanesa, murió cuando ella contaba con solo 6 años. Muy pronto comenzó a sentir atracción hacia los militares y en 1895 respondió a un anuncio de contactos que solicitaba esposa. Fue así como conoció a Rudolf John McLeod, un oficial holandés con quien se casó a los 19 años. Con él se fue a vivir a Java, lugar al que estaba destinado, pero al poco tiempo comenzaron las desgracias.

En 1899 su hijo mayor murió presuntamente envenenado y las desavenencias con su marido, al que acusó de borracho y violento, hicieron inevitable el divorcio. Tras esto volvió a Europa y se estableció en París en 1903, donde comenzó a trabajar como bailarina erótica y cortesana. El éxito no tardó en emerger. Gracias a sus rasgos exóticos se hizo pasar por princesa javanesa y empezó a utilizar el nombre de Mata Hari (“Ojo del amanecer”). Sus actuaciones le llevaron también a España, donde debutó en el music-hall Central-Kursaal y en el castizo teatro Alhambra en 1906, logrando el mismo reconocimiento que en el resto de Europa.

En 1914 estalló la guerra, momento en el que se encontraba actuando en París. Su gran atractivo le convirtió pronto en el instrumento idóneo de importantes militares que buscaban desesperadamente información del enemigo. Era el caso de Kraemer, pero también del oficial ruso Vadim Masslov, quien se cree que fue el único hombre al que la bailarina realmente amó. Ese amor le llevó a hacerse espía doble y ofrecerse a Francia al mismo tiempo, una arriesgada decisión. Así, se ofreció en París al capitán Ladoux, jefe del contraespionaje francés, que la encargó espiar al embajador alemán en Madrid, quien sin embargo, nunca se llegó a fiar del todo de ella.

El 14 de febrero de 1917 fue detenida en un hotel de París. Se la acusó de espionaje, de ser una agente doble para Alemania y de causar la muerte de miles de soldados. Pero el juicio, que solo duró un día, destacó por su poca seriedad y solvencia, ya que se la declaró culpable sin pruebas concluyentes y con hipótesis no probadas. Todo hace pensar que fue utilizada por Francia como excusa por el pésimo desarrollo de los acontecimientos en la última etapa de la guerra. Fue ejecutada por un pelotón de fusilamiento el 15 de octubre de 1917.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s